Sandnessjøen

Sandnessjøen es la ciudad más cercana de la kommune de Leirfjord. En este post podrás descubrir qué esconde esta ciudad.

Hoy os voy a presentar la ciudad más cercana que tenemos, teniendo en cuenta que ahora vivimos en la kommune de Leirfjord.

Esta ciudad pertenece a la kommune vecina llamada Alstahaug y tiene alrededor de 6 mil habitantes, y como es digno de cualquier ciudad, tiene una calle principal (o yo la considero así), con un pequeño centro comercial, tiendas de ropa, alguna que otra cafetería, restaurantes, incluso sitios para tomar alguna copa nocturna y muchas cosas más que las veremos a continuación.  

Para los amantes de las ciudades, Sandnessjøen, pese a ser pequeña, es un buen sitio para vivir, ya que te permite disfrutar realmente de la cultura Noruega pero sin meterte en una ciudad principal. 

¿Por qué digo esto?

Porque me he encontrado con mucha gente que quiere venir a Noruega y vivir en las ciudades principales como puede ser Oslo, Bergen, Trondheim, etc. y considero (esto es opinión personal, no me matéis), que venir a Noruega y vivir ahí es como seguir viviendo en Barcelona (por ejemplo). 

Noruega puede presumir de pueblitos super pequeños, tanto como aldeas, llenos de naturaleza y cubiertos de nieve en invierno, te permiten vivir en el campo rodeado de animales nuevos para nuestros ojos como por ejemplo alces y ciervos. Todo esto, creo que se «pierde» cuando escoges vivir en una ciudad tan grande como las principales. Pero Sandnessjøen, al ser ciudad pero no principal, te permite tener ambas cosas.

Pero bueno, vamos a lo que hemos venido a contar. Sus puntos de interés.

Lo primero que nos encontramos que es digno de fotografiar y que llama muchísimo la atención es un puente llamado «Bruveien o Helgelandsbrua». Este puente tiene 1065 metros de largo y conecta las dos kommunes (Alstahaug y Leirfjord). Tardaron dos años y medio en fabricarlo y era de pago (peaje) hasta que cubrieron los gastos. Otro dato curioso es que en 2010 fue considerado el puente más hermoso del país.

Desde debajo de este puente, antes de cruzarlo, tienes unas vistas perfectas del propio puente y de un conjunto de casas, que todo junto crean fotos de postal. Permítete un par de minutos y ves a pasear por esa zona, ¡te lo recomiendo!

Lo siguiente que capta tu atención si te diriges hacia el centro de Sandnessjøen, es un animal subido a una montaña, este animal es un alce fabricado de bronce y fue un regalo de Helgeland Sparebank (el banco de Helgeland) a su kommune en el año 2000.

El siguiente punto que quisimos descubrir, se encuentra en medio de la ciudad y del bosque a la vez, para encontrarlo es mejor que te fijes en el mapa que dejo abajo del todo. 

A nosotros nos chocó mucho, ya que se trata de «Coastal fort», un cañón naval alemán. 

Por lo que pudimos traducir en los carteles que hay pegados en la propia estructura, se trata de un cañón de tiro rápido (8 proyectiles por minuto), y fue construido para destructores alemanes pero utilizado en la artillería costera. Alcanza 17400 metros. El cañón estaba preparado y especialmente equipado para atacar objetivos navales.

La verdad es que está en muy buen estado para estar en medio del bosque sin ningún cuidado. Parece mentira que tal maquinaria fuera utilizada antaño. 

Sandnessjøen, tiene  una iglesia preciosa de color blanca, y como es típico del país está rodeada por su cementerio.  

Esta iglesia, construida en el año 1882, es de madera y cabe destacar que tiene un estilo cruciforme típico de su época, respecto a su capacidad existe mucha controversia, ya que según la base de datos de edificios de iglesias indica que tiene capacidad para 380 personas y en cambio la enciclopedia de iglesias noruegas indica que 600.  

Como cuando fuimos a visitarla estaba cerrada, no puedo decantarme por ninguno de los dos datos. 

De camino a los siguientes puntos, podrás descubrir qué és la pared o muro que recorre toda la ciudad. Se trata de la llamada «Syv Søstre» (7 hermanas), y es una cadena de montañas formada de 7 picos (de ahí su nombre). Realmente resulta muy impactante tener el muro (como en Juego de Tronos), tan cerca. 

Al otro lado de la isla, se encuentran los últimos dos puntos a mencionar de esta ciudad, que encontramos por ahora. 

Ambos puntos se encuentran juntos y trata del «Petter Dass Museum» y «Alstahaug Kirke». El primero es un museo dedicado a un sacerdote y poeta, sinceramente no es un tema que nos interese y por lo tanto decidimos no entrar a dicho museo, pero sí que es verdad que fuera de este, puedes observar un monumento en su honor con unas vistas alucinantes como todas en este país. 

Respecto a la Alstahaug Kirke, se refiere a la iglesia de la kommune (que se llamada Alstahaug, ¿recuerdas?), pues bien, es una de las 7 iglesias medievales que sobreviven en el norte de Noruega. Fue construida de piedra y es del siglo 12.  Petter Dass fue vicario de esta iglesia, de ahí el motivo que su monumento esté junto a ella.  

Puede que mi edad empiece a pasarme factura y necesite recordar mis viejos tiempos, pero cuando ví por primera vez la iglesia, la aguja me recordó al palacio de la película infantil Aladín.  Os dejo un par de fotos en la galería para que podáis juzgar mi estado mental por vuestra cuenta.

Galería de fotos

Si te apetece ayudarnos...

Si te ha gustado lo que has leído y te apetece ayudarnos…

¡SUSCRíBETE!

Recibirás un email cada vez que publiquemos algo nuevo!

Mapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Descubriendo Noruega: Helgeland en 5 días

Castillos de mármol naturales, la corriente más fuerte del mundo, la ciudad más antigua de Helgeland, historias nórdicas, pisar el Círculo polar ártico, el segundo glaciar más grande del país, los Samis y la Norwergian Scenic Route Helgelandskysten. Todo esto y mucho más en Helgeland.

Gamme og Stabbur

Conocer la cultura Sami significa conocer un poco más las entrañas del país noruego. Y para ello, es posible hacerlo descubriendo Gamme og Stabbur, así que sigue leyendo y descubre cómo vivía el pueblo Sami.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad