Toppenhytta

Esta excursión te lleva a conocer otra típica Hytta nopruega de la kommune de Høyanger: Toppenhytta.

¿Recuerdas la excursión Dagsturhytta

Allí comentaba que habíamos encontrado una hytta en nuestro pueblo, pues hoy… ¡hemos encontrado otra!  

Si quieres saber cómo llegar a ella y descubrir más puntos de Høyanger o Vestlandet, prepárate algo de beber y sigue leyendo.

Empecemos...

El inicio de la excursión es a pie de la carretera principal, pegada a la montaña y paralela a la puerta principal del pueblo. Si no quieres recorrer tantos kms (que yo lo recomiendo), puedes subir en coche hasta el parking que te señalo en el mapa de abajo.

una vez arriba, si te colocas mirando hacia el lago, puedes ver que hay dos senderos bien marcados:

Si recorres el camino de la derecha, te llevará a la excursión de «Dagsturhytta – Synkenhytta«. En cambio, si recorres la de la izquierda la de «Toppenhytta» (la de hoy).

La excursión desde el parking, diría que son unos 2.5 Kms de ida y otros 2.5 de vuelta, un total de 5 Kms en un terreno montañoso, lleno de piedras y bastante desnivel aunque al principio no lo parezca.

Aunque no tengo hijos, amigos me han dicho que no es viable para niños que no estén acostumbrados a hacer senderos de montaña, pero bueno, cada uno conoce a sus hijos, simplemente lee la excursión, mira las fotos y decide.

Rodeando el lago hacia la izquierda, verás que el camino está bien indicado mediante señales rojas como la de la imagen de la derecha. 

No tiene pérdida, aunque a veces las señales están algo borradas, son visibles. 

El primer reto de esta excursión pone a prueba a las personas que tienen vértigo, ya que tras cruzar una valla que encontrarás a la derecha, atraviesas una zona con un precipicio a tu izquierda y un lago precioso a tu derecha. 

 Si eres de los que les teme a las alturas, respira y avanza, luego el terreno mejora. 

El siguiente punto para visitar, es una senda que se desvía del camino principal hacia la izquierda, es un caminito marcado por las pisadas de los que buscan buenas vistas. 

Al final del camino, si miras hacia la izquierda podrás ver desde arriba todo el pueblo de Høyanger, la verdad es que las vistas nos impresionaron un montón, no esperábamos encontrarnos con tal postal. 

Si miras hacia la derecha, encontrarás un banco de madera colocado estratégicamente para que deleites las vistas a todo el fiordo. (estos Noruegos, ¡si que saben dónde colocar bancos!)

Volviendo al camino principal retrocediendo tus pisadas, empieza el camino duro y difícil. 

Digo duro y difícil porque hay un buen desnivel, no encontrarás cascadas donde beber agua y el terreno está lleno de piedras pequeñas que si están mojadas resbalan. 

Así que lleva agua (y algo para comer que cuando llegues a la hytta lo devorarás) y buen calzado, si puede ser que te sujete los tobillos, y si sufres de las rodillas… ten cuidado porque el retorno es por mismo sendero. 

En este tramo, hay poco que contar, solo tienes que mirar el suelo buscando el terreno plano donde colocar tu pie para no caerte.

No dudes en parar a descansar cada vez que lo necesites, recuerda que tienes un móvil con cámara de fotos, siempre puedes acudir a ello. 

Tras recorrer el camino, teníamos la sensación que tras cada montaña, había una explanada que nos daría un poco de margen para recobrar el aliento, pero no, había otra montaña más alta, es decir que siempre subes y subes y subes… te pasas el recorrido pensando ¿cuándo llegará un trozo de camino llano? y la respuesta es… Cuando llegas a la hytta. 

Entre medio, puedes bañarte en las pozas que puedes encontrar por el camino y permitirte un baño o al menos mojarte los pies para conseguir disfrutar de las vistas y del terreno que pisan tus pies. 

A finales de julio, que es cuando la realizamos, en ciertos tramos había todavía zonas con nieve, que también puedes recurrir a ella para refrescarte. 

Cuando llegas por fin al punto de la imagen de la derecha, quedas alucinado, las vistas, la explanada, descubres que la hytta ¡existe! (ya que en el camino te has llegado a plantear si te han tomado el pelo…)

Aquí arriba, donde consigues tocar las nubes que cubren el pueblo muchas veces, por fín encuentras el silencio. Un silencio que en todo el pueblo no es posible de encontrar debido a las cascadas, ríos y riachuelos. 

En este punto, solo quieres pasar el resto del día, deleitando el paisaje y permitiéndote sentirte tan insignificante que nada importa.

Dentro de la hytta encontrarás material para entrar en calor los días de invierno, hay una chimenea, leña, cerillas, libros, mapas de la zona, un libro de visitas, e incluso un libro de la propia hytta. 

Este libro es muy interesante, te enseñan cómo quemaron la antigua cabaña y cómo construyeron la nueva, dándole protagonismo a la gente que lo hizo. 

Una vez arriba, toca sacar el agua, la comida, y escuchar el silencio. Solamente cuando tu decidas, recorre el camino de vuelta retrocediendo tus pisadas. 

Galería de fotos

Si te apetece ayudarnos...

Si te ha gustado lo que has leído y te apetece ayudarnos…

¡SUSCRíBETE!

Recibirás un email cada vez que publiquemos algo nuevo!

Mapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Hålandsnipa

Subir al hålandsnipa significa poder disfrutar de unas vistas espectaculares del fiordo de Sogn. Si buscas la típica foto de la kommune de Høyanger… Aquí la podrás conseguir.

Dale – Hålands – Høyanger

La excursión de Dale hasta Høyanger es una ruta perfecta para conocer los alrededores del pueblo de Høyanger. Cortita pero intensa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad